Los cuatro doctorados y un exilio de Enrique Moles

Enrique Moles

Enrique Moles Ormella nació en Barcelona en 1853. Realizó sus estudios de Farmacia en la Universidad de Barcelona donde se licenció en 1905. Obtuvo las calificaciones de sobresaliente y de Premio Extraordinario. Un año después, en 1906, se doctoró en la Universidad Central de Madrid, también con la máxima calificación. Después volvió a la Facultad de Farmacia de Barcelona, donde estuvo en el cargo de auxiliar interino durante dos cursos. 

En diciembre de 1908 le fue aceptada su solicitud a una de las pensiones de la Junta de Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas (JAE) para recibir formación en las ciudades alemanas de Múnich, Leipzig y Berlín. En Leipzig en 1910 consiguió un doctorado en químicas.

Regresó a España y formó parte del Laboratorio de Investigaciones Físicas de la JAE dirigido por Blas Cabrera, como jefe de la Sección de Química-Física. En 1911 pasó a ser profesor profesor auxiliar de Química Inorgánica de la Facultad de Farmacia de Madrid. En 1915 recibió una nueva pensión por la JAE con la finalidad de estudiar en las Universidades de Ginebra y Berna. Fue en Ginebra donde obtuvo su tercer doctorado en 1916, esta vez en Física. 

A pesar de que le ofrecen un puesto tanto en la Universidad de Ginebra como en la de Baltimore en Estados Unidos, Moles regresó de nuevo a España. En 1917 continuó su labor en el Laboratorio de Investigaciones Físicas. En 1920 consiguió su cuarto doctorado en Ciencias en Madrid. En 1927 logró la cátedra universitaria de Química Inorgánica de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Madrid que desempeñó hasta 1936. 

En 1929 pasó a ser presidente de la Sociedad Española de Física y Química. En 1933 organizó la primera reunión científica de la Universidad de Verano de Santander. En ella participaron químicos de renombre entre los que se incluían tres premios Nobel. Esta reunión fue una especie de preparación para el IX Congreso Internacional de Química Pura y Aplicada que tuvo lugar en Madrid en 1934.

En ese mismo año Moles se incorporó a la Academia de Ciencias, con un discurso titulado El momento científico español (1775-1825). Además recibió la Gran Cruz de la Orden de la República Española, y el grado de oficial de la Legión de Honor Francesa. Otros reconocimientos que cosechó fueron el Premio Cannizzaro, de la Academia del Lincei (Roma) y los premios Solvay y Vant Hoff de las academias de ciencias de Bélgica y de los Países Bajos.

Sin embargo, no todo fueron triunfos y títulos en la vida de Moles. El inicio de la Guerra Civil marcó su carrera. En 1939 se exilió a Francia. Dos años después decidió volver a España, pero fue detenido en Irún y encarcelado. A su salida de prisión varios años  después en 1945 no se le devolvió el título de catedrático con lo que trabajó en los laboratorios IBYS y daría clases en el Colegio Estudio. Falleció en 1953 en Madrid por una trombosis.

Referencias

https://elpais.com/diario/1983/11/28/sociedad/438822001_850215.html

https://emoles.uniovi.es/sobrenosotros/biografia;jsessionid=F443A13677360FE671F7416429A30CD9

Sánche Ron, Jose M., «Enrique Moles Ormella», en Real Academia de la Historia, Diccionario Biográfico electrónico (en red, https://dbe.rah.es/biografias/12902/enrique-moles-ormella )

https://theconversation.com/enrique-moles-el-padre-de-la-quimica-moderna-espanola-en-el-ano-internacional-de-la-tabla-periodica-109915

https://biblioteca.ucm.es/edu/enrique-moles-cronologia-biografica

Crédito imagen: Wikimedia Commons

Entradas relacionadas

Deja tu comentario