¿Cómo podremos respirar en la Luna?

La Luna no tiene atmósfera ni gravedad suficiente para contener una combinación de gases apropiada para la respiración humana. Si te quitases el casco en la Luna el aire escaparía de tus pulmones al instante, causando dolor, asfixia y finalmente la muerte en escasos minutos, entre otras complicaciones fisiológicas. Sin embargo, la Luna sí tiene oxígeno. Está presente en el agua y en el suelo hasta el punto de representar el 43% de su corteza.

En internet hay titulares que afirman que la Luna contiene oxígeno suficiente para abastecer a una población humana de ocho mil millones de personas durante cien mil años, pero para conseguirlo primero habría que extraerlo del suelo. El regolito lunar (fragmentos de rocas y minerales de superficie) contiene una media de 45% de oxígeno por peso, por lo que podríamos aprovecharnos de técnicas ya existentes para liberar ese oxígeno desde la superficie del propio satélite y utilizarlo.

Como primer mecanismo se podría extraer del hielo presente en esos regolitos calentándolos para después capturar los gases resultantes, separarlos mediante electrólisis y conseguir muestras purificadas. Otros gases como el amoníaco podrían utilizarse como combustible en el proceso aunque se ha propuesto también una técnica de microondas para extraer el agua del regolito.

Otro método consistiría en la extracción utilizando un gas reactivo como el hidrogeno, el metano o el gas flúor mediante mecanismos de reducción (el gas se oxida y el metal se reduce) o sustitución del oxígeno por el gas reactivo, de manera que lo liberase.

Como tercera técnica tendríamos la reducción por electrólisis del regolito —separar por medio de electricidad—, de manera que los metales se depositarían en el cátodo y el oxígeno en el ánodo. Esto se podría hacer de forma directa sobre el regolito fundido o en sal fundida.

Por último, que la separación del oxígeno ocurra ya en fase gaseosa en lo que se conoce como «pirólisis en fase vapor». Ya que a temperaturas altas y en el vacío los óxidos metálicos pueden evaporarse y disociarse en subóxidos, metales y oxígeno.

Schlüter y Cowley (2020) repasan en su artículo los fundamentos termodinámicos de todas estas técnicas, con sus respectivos gráficos y las reacciones correspondientes a cada proceso. Aunque seamos capaces de realizarlo a una escala menor, no es algo que nuestra tecnología ni nuestra economía actual pueda abarcar en la Luna, no siendo una prioridad.


REFERENCIAS

LÓPEZ, A.I. (2021). La Luna tiene oxígeno suficiente para mantener a la población de la Tierra durante 100,000 años.Nathional Geographic https://www.ngenespanol.com/el-espacio/la-luna-tiene-oxigeno-suficiente-para-mantener-a-la-poblacion-de-la-tierra-durante-100000-anos/

SCHLÜTER, L. & COWLEY, A. (2020). Review of techniques for In-Situ oxygen extraction on the moon. Planetary and Space Science, Volume 181, 2020, 104753, ISSN 0032-0633, https://doi.org/10.1016/j.pss.2019.104753.

Imágen principal. Pexels en Pixabay

Entradas relacionadas

Deja tu comentario